Aprendizaje Inteligente y el Educador del Futuro – Pablo Menichetti (Crítica)

Aprendizaje-Inteligente-Front-CoverPor medio de una oferta de Buscalibre llegó a mis manos el libro del autor Pablo Menichetti llamado “Aprendizaje Inteligente y el educador del futuro“.

Una vez que terminé de leerlo busqué información al respecto de las críticas y los comentarios generales de esta obra orientada principalmente a la pedagogía. Quería saber la opinión de la gente sobre el libro en cuestión. Sin embargo, me encontré con bastantes buenas referencias y un par de críticas que lo catalogaban de “chanta” o de lo poco sería que es su obra.

Personalmente, si bien es un libro bastante práctico con ejemplos claros, sobre todo desde la segunda mitad hacia adelante y extremadamente fácil de digerir tiende a caer en la falta de teoría que apoye lo el autor está argumentando.

La pieza de un rompecabezas

Pablo ilustra por medio de un ejemplo bastante claro la razón por la cual hoy en día las personas, y sobretodo nuestros alumnos, tienen una gran dificultad para comprender textos y en varias ocasiones deben leerlos más de una vez para entender su significado. Según él, al momento de presentarles un texto a nuestros alumnos sólo les estamos mostrando una pieza de un rompecabezas de manera aislada, sin darles a conocer el contexto general al cual el texto está sujeto. Para evitar esto, el autor sugiere que en vez de mostrar una pieza, que compone el rompecabezas, les entreguemos la portada o la caja de este rompecabezas. De este modo podrán apreciar de mejor manera el contexto general y en consecuencia potenciar la compresión.

De esta manera, creo que el autor quiere realizar lo mismo con su libro, entregándonos el contexto general en los primero capítulos y desde ahí comienza a desarrollar las estrategias que se pueden llevar a cabo antes, durante y después de cada clase. Sin embargo, al desarrollar esta idea el autor deja de lado el sustento teórico en el cual se apoya, que según lo que comenta, y puede apreciar el lector, es la neurociencia cognitiva.

Adicionalmente, la falta de referencias, más allá de las básicas al respecto de los temas que va tratando deja un sabor amargo en el lector sobre todo si éste está interesado en el tema y tienes deseos de averiguar sobre la teoría expuesta en el libro.

Por otro lado, destaco el uso de imágenes con el fin de hacer el texto aún más fácil de seguir y leer, ayudando a quienes prefieren ilustraciones. Sin embargo, se deja entrever lo simple de los conceptos utilizados y en algunos casos puede llegar a confundir al lector si consideramos que el mismo autor afirma que la imaginación “consiste (…) en explotar el enorme potencial de visualización que tienen los seres humanos.” (p. 166). Si ese es el caso, ¿por qué no nos deja usar nuestra imaginación para conceptos que son tan simples de visualizar?. Adicionalmente, hay algunas ilustraciones bastante mediocres, las cuales como lector no te explicas cómo  llegaron a la versión final del libro.

Judy-Willis

Esto es un ejemplo de una mala ilustración. ¿Será para no pagar derechos de imagen que no incluyeron una foto de la autora (Judy Willis)?

¡Vamos que se puede!

Con esta frase, que podemos ver en la mayoría de los videos que ilustran las estrategias educacionales presentadas por el autor en su canal de Youtube, me gustaría resumir el libro de Pablo Menichetti. La obra en sí es dinámica y en consecuencia entretenida de leer, pero deja mucho de lado, sobretodo en el aspecto teórico que para este caso dejaría al lector más informado sobre una materia que es interesante y relevante para la pedagogía.

No obstante me gustaría destacar las estrategias que se desarrollan y la manera en que el autor las organiza por medio de su Sistema Integral de Enseñanza (SIE). Del mismo modo, esta obra debería situarse como una introducción al tema de la pedagogía y los cambios que son necesarios en la actualidad, dentro de un contexto que considera los aportes realizados por la neurociencia cognitiva.

En resumen, este es un libro que destaca por lo práctico, pero carece de información científica, que sea de calidad y esté bien referenciada dentro del texto. En otras palabras, el autor podría haber entregado mucho más que sólo estrategias.

Lo Bueno

  • El abordaje simple y entretenido para un tema que puede ser complicado de desarrollar.
  • Las estrategias metodológicas que ofrece dentro de su sistema (SIE).

Lo Malo

  • La poca cantidad de referencias, las cuales dejan al lector sin herramientas para continuar una búsqueda bibliográfica.
  • Incluir “barras de información” dentro del texto no es una manera adecuada de entregar información científica.

Lo Impresentable

  • Algunas ilustraciones no son necesarias. Por ejemplo la de Judy Willis (ver más arriba).
  • Si compras el libro en papel y quieres la versión digital, te obligan a comprar esta última nuevamente. En otras palabras, tienes que pasar por caja dos veces si quieres la versión digital y ya tienes la versión en papel.

Smartwatches

Smartwatch-Concept

Concepto de Smartwatch

Estas últimas dos semanas el tema de los relojes inteligentes ha sido protagonista en dos eventos tanto en Android como en iOS, pero lamentablemente se siente como si las empresas a cargo, tales como Sony, Samsung, LG o Apple los utilizaran únicamente para rellenar el portafolio de productos y decir “al igual que los demás, nosotros también lanzamos nuestro smartwatch”.

Primeras versiones

Como ocurre con las mayorías de los dispositivos tecnológicos hoy en día, las primeras versiones suelen ser aproximaciones de lo que realmente serán en el futuro con componentes y funciones solidas.

Ha sucedido con varias empresas del rubro, como los primeros smartphones con teclado físico, los cuales hoy en día casi no existen o aquel primer teléfono de 5 púlgadas por allá por el año 2010 con su “incómoda pantalla” la cual resultaba demasiado grande para la época. Llevar ese teléfono en el bolsillo resultaba incluso algo incómodo, cuando hoy en día las mismas 5 púlgadas son casi un estándar dentro de la telefonía móvil.

Del mismo modo, ocurre un fenómeno similar hoy en día con los smartwatches. Son prácticamente nuevos en el mercado y por lo mismo se puede apreciar que las empresas están experimentando con diferentes características, ya lo vimos con Apple y su corona (rueda lateral). Del mismo modo, el gesto de deslizar (swipe) para movernos por el menú del reloj sin la necesidad de tener un botón de “home” o “back” parece ser un estándar, a pesar de que algunas versiones tenían los botones anteriormente mencionados.

Entendiendo el concepto de reloj

G-shock_G100

Casio G100. Popular entre la policía y los militares.

El ciclo de actualización de los teléfonos suele ser de 18 meses. Sin embargo, a pesar de este período de tiempo podemos continuar usando nuestros teléfonos, pero no recibiremos actualizaciones de manera oficial, aunque la scene siempre está presente.

Sería común pensar, en este sentido, que el ciclo de los smartwatches debería ser de 18 meses. No obstante, tenemos que considerar que estamos frente a un dispositivo distinto. Los relojes de pulsera más allá de actualizar sus funciones en cada generación, deben en todo momento entregar información respectiva a la hora y la fecha.

Adicionalmente, son capaces de entregar distintos datos dependiendo del tipo de reloj que tengamos. En este sentido, la otra característica que me gustaría mencionar es sobre la variedad de diseños y funciones que se ofrecen en el mercado para quienes buscan comprar por ejemplo un reloj elegante, deportivo, infantil o uno que se adecue a sus necesidades específicas.

En otras palabras, algunos buscan un reloj que les permita hacer deporte de manera cómoda, que sea liviano, a la vez duradero y que entregue información cardiovascular mientras se realizan ciertos ejercicios. Otros prefieren que su reloj sea grande y que se distinga. Las mujeres suelen llevar relojes de tamaño pequeño con correas delgadas. Los relojes para niños habitualmente llevan colores fuertes y en algunos casos son de plástico y en consecuencia económicos.

Este mismo concepto de lo que son hoy en día los relojes se debería aplicar a los smartwatches. En otras palabras, ellos no necesitan más memoria RAM o procesadores más grandes, sino que ofrecer distintos diseños y funciones.

Problemas de los relojes inteligentes

Bateria

El principal problema de estos dispositivos actualmente es la duración de su batería. Los últimos modelos lanzados al mercado por Samsung, Motorola, LG, entre otros, sólo alcanzan a durar un día de uso. Para un reloj, eso es básicamente inútil en todo sentido. Tener que cargar tu reloj, cada noche se transforma en una molestia y peor aún si se te olvida hacerlo en una ocasión ya que al día siguiente terminarás con **un reloj que será incapaz de indicar la hora.

Diseño

Tal como comenté anteriormente, lo que hace atractivos a los relojes hoy en día es su variedad. Podemos encontrar relojes de distintos colores, tamaños, para diferentes motivos (deporte, ejecutivos, fiestas, etc), los cuales se ajustan a las necesidades del público (niños, adultos, hombres, mujeres, etc). El problema de los smartwatches es que hoy en día no existen estos diseños, en la mayoría de los casos sólo podemos encontrar un sólo modelo disponible para todo el público. Sin embargo, de momento Apple ha sido la única empresa que ha entendido la importancia de esto. Actualmente, su reloj no ha sido lanzado al mercado, pero desde ya ofrece tres variantes de su reloj (Watch, Watch Sport y Edition).

Precio

Un reloj, al igual que cualquiera otro accesorio que llevamos de manera diaria, no debería superar un determinado precio dependiendo el uso (deportes, oficina, moda, etc). Por otro lado, el tener un smartwatch es básicamente un reloj con varias funciones adicionales asociadas a nuestro teléfono móvil. En vista de lo anterior, en el futuro y con una mayor variedad de elección, propia de los distintos fabricantes, podríamos tener un rango de precios que nos permita acceder a distintos relojes, cada uno con sus ventajas y desventajas, ya sea en cuanto a diseño o prestaciones. Por el momento, el precio estándar de los smartwatch es sobre los 200 dólares. Sin embargo, el reloj inteligente Pebble, que nació en Kickstarter, comienza desde los 150 dólares con un modelo deportivo y sube hasta los 230 dólares para un modelo más elegante. Los relojes de Sony, Asus y LG van desde los 200 hasta los 300 dólares.

Conclusiones

hqdefault

Agente Smart usando su reloj para comunicarse.

El concepto de smartwatches recién se está concretando más allá de la idea que se tenía hace un par de años, cuando sólo parecía un elemento más de las películas o series de ciencia ficción. Hoy en día son reales y están evolucionando, por lo anterior es lógico que presenten muchas novedades y del mismo modo tengan varios problemas.

Aún estamos en los que sería la primera generación de estos dispositivos, por lo tanto es necesario analizar en qué dirección irán realmente evolucionando. Sin embargo, en la medida en que van mejorando, los fabricantes no deberían olvidar las funciones principales de un reloj

Facebook hoy en día

Facebook como red social

dislikeEl otro día llegó a portada en el sub-reddit de Android un artículo al respecto de la aplicación para el teléfono de Facebook y el mal uso de Dalvik por parte de ella. Sin embargo, más que el artículo mismo me llamó bastante la atención los comentarios al respecto, cuya idea general de lo que es Facebook, para muchos, el día de hoy es algo similar a una enfermedad. En algunos casos hasta llamarla una metastatis social. Si bien el servicio no es el culpable al respecto de esta situación, en muchas ocasiones son los mismos usuarios que no sólo producen diferentes contenidos dentro de la plataforma sino que incluso, de manera indirecta, obligan a otros a participar.

Mi experiencia personal con la red, es que como la mayoría, en un principio me uní y participaba activamente, subía fotos, realizaba comentarios en los estados y hasta participaba en varias comunidades de distintos tipos. Hoy, ya no lo hago y es principalmente a la cantidad de contenido que se genera por parte de del gran número de usuarios, quienes han aumentado drásticamente en los últimos 5 años. Hoy en día la gran mayoría de las personas tiene Facebook y asimismo generan contenido casi de manera diaria.

El punto es que lamentablemente, tal como comentábamos el otro día con un grupo de compañeros, no hay responsabilidad al momento de ser un ciudadano digital. En otras palabras, lo veo y lo comparto automáticamente, casi como condicionado a la acción, en muchos casos con el único fin de obtener la mayor cantidad likes, los cuales hasta cierto punto son comprensibles dada la naturaleza de la misma red social. Sin embargo, en muchas ocasiones el obtener me gusta sólo se vuelve en un mero objetivo a cumplir.

Presión Social

Una gran cantidad de usuarios que hoy en día usan Facebook, en cierta medida se ven obligados a hacerlo, por distintos motivos sociales, ya sea para no perder contacto con familiares en el extranjero, para juntarse de vez en cuando con amigos o ex-compañeros de la universidad o colegio, etc.
Personalmente en muchas ocasiones me veo forzado a usar Facebook únicamente por la presión misma que ejercen mis contactos. Prácticamente toda la información acerca de mis amigos o familiares se encuentra en esta red y la única vez que intenté cerrar mi cuenta, un evento en particular me obligó a abrirla nuevamente debido a que toda la información al respecto se reunía en este servicio. Si no estás en esta red, entonces estás fuera, así de simple.

La cultura de Facebook que tenemos en la actualidad puede ejemplificar fácilmente. Si alguien hoy en día realiza un evento de cualquier índole, digamos para este caso un evento de beneficencia, es muy probable que entregue toda la información relativa utilizando Facebook, creado un evento en la plataforma y entregando los detalles respectivos tales como lugar, horario, formas de ayudar, etc. Es muy poco probable que a alguien se le pase por la cabeza compartir la información por correo electrónico, montar un post en un blog, crear un artículo en una Wiki o crear un documento de texto con la posibilidad de editar el contenido en linea. Lo mismo puede aplicarse para lo que ocurre después del evento. La publicación de fotos y vídeos, junto con cualquier comentario entre personas, al respecto del contenido, probablemente ocurra en Facebook. Enviar fotos o videos por correo electrónico hoy en día es algo que no se hace, casi como una opción inexistente. Del mismo modo se dejan de lado plataformas como Flickr, Dropbox o Imgur para compartir.

Facebook y el trabajo

Sumemos a todo lo anterior el tema laboral. Quizás algunos de ustedes, o sus conocidos, utilizan Facebook para expandir sus negocios. Ventas de dulces, accesorios tecnológicos, perfumes, etc son ejemplo comunes. Hacer una página en Facebook, para promocionar productos, es casi tan sencillo como seguir un par de instrucciones y en menos de dos minutos puedes tener tu vitrina online funcionando. Si comparamos lo anterior con otras alternativas como WordPress o Blogger como plataforma de ventas veremos que el panorama se complica, en primera instancia seleccionado el tema adecuado para adaptar un blog a una servicio en linea de ventas. Luego, configurar los aspectos técnicos propios del sistema y finalmente cuidando de que cada detalle funcione correctamente, como el pago en linea si es que se desea implementar. Por lo general se le suele pagar a un tercero para que haga todo este trabajo. Sin embargo, para las empresas pequeñas que recién comienzan en el rubro, lo anterior no es viable, ya que se puede ahorrar dinero si consideramos que ya existe un servicio gratuito para promocionar productos y servicios.

Personalmente estoy obligado a tener una cuenta, ya que debo manejar el Facebook de la institución en donde trabajo compartiendo información relevante a ella y respondiendo tanto mensajes como comentarios. A fin de cuentas tenemos que considerar que Facebook es la red social más popular del país y ello implica tener a disposición una enorme cantidad de futuros clientes.

Invitaciones y Privacidad

Aquí es donde recae el principal problema de los usuarios. Más de alguno de ustedes se ha visto lleno de notificaciones de juegos, invitaciones a eventos, o comentarios en fotografías que muchas veces ni siquiera nos incumben en lo absoluto. Sin embargo el sistema nos ofrece la opción de no enviar invitaciones que resulten en notificaciones. El problema radica entonces en que la gente lo desconoce o simplemente no lo vé, entre tanto clic sobre Ok o Siguiente. Por otro lado, el otro día estaba leyendo este artículo, títulado “Tengo 13 años y ninguno de mis amigos utiliza Facebook” que habla, entre varias cosas, al respecto de la privacidad que como usuarios debemos tener en Internet. Para ello, la autora utiliza un excelente ejemplo:

Digamos que me invitan a una fiesta, y hay menores bebiendo. Yo no estoy en ningún caso tomado alcohol, pero a alguien se le ocurre sacar una camara. Incluso si no ando con un vaso en mano, puedo ser fotografiada detrás de alguien tomando. Luego, esa misma semana, algún tonto decide publicar esas fotos de aquella “increible” fiesta. Si mi mamá ve que estoy bebiendo en una fiesta, incluso si no participo de manera directa, pero aparezco en la foto, entonces estoy muerta. A fin de cuentas no es culpa de Facebook, pero a veces pasa.

Lo curioso es que el artículo en cuestión fue escrito por una niña de tan solo 13 años, lo cual deja en claro la necesidad que existe, no sólo por parte de la comunidad en general por tener un poco de privacidad, sino que además en un tema que se debería discutir al respecto.

Facebook y ese mal que no es necesario

A pesar de la fragmentación que se pueda generar, hoy en día por cada servicio, podemos encontrar una gran cantidad de alternativas. De este modo, al ser Facebook la red social más popular, existen otras tales como Path, Tumblr, Bebo, Pinterest, Google+ o incluso el correo electrónico o mensajes de texto.
De manera personal, prefiero Google+ como red social principalmente por el contenido que se genera. En esta red, estoy en varios grupos cuyos contenidos son de mi interés en la actualidad (Google Apps for Education, Chromebooks, Nexus, Mistery Hangouts, entre otros). Aún asi sigo amarrado a Facebook por uno que otro motivo. Sin embargo, la actividad con mi cuenta personal es nula y creo que será así hasta que ya no sea lo popular que es hoy en día.

Android Wear y sus diferencias con Android

Hace un par de días fue la Google I/O, un evento que reúne las últimas novedades que tiene Google. Una de las que destacó en la presentación fue el lanzamiento de Android Wear, el cual es una versión del sistema operativo Android, pero para dispositivos que usamos habitualmente (wearables).

Android Wear

Los dispositivos más característicos de esta plataforma son en particular los relojes. En otras palabras, los actuales relojes pasarían a ser smartwatches. De momento, sólo hay dos de estos dispositivos disponibles que trabajan con la plataforma de Android Wear, uno de ellos es el LG G Watch y el Samsung Gear Live. Se espera que en los próximos meses llegue el Motorola 360 al mercado.

Android-Wear

Android Wear informando el clima

El concepto, de manera personal, me parece bastante útil para recibir información en nuestra muñeca. Sin embargo, este nuevo sistema ha recibido bastantes críticas al respecto, tales como la duración de la bateria, brillo de la pantalla frente al sol o el hecho de que algunas personas no necesitan smartwatches, lo cual es evidente, ya que a fin de cuentas no todos usamos reloj y mucho menos necesitamos que estos nos entreguen información más allá de la hora.

El error de las aplicaciones en Android Wear

No obstante, algo que me llama mucho la atención es que algunos desarrolladores están tratando esta nueva plataforma como una versión reducida de Android para teléfonos. De hecho, ya existe el primer teclado para Android Wear (!)

Tinder-Android-Wear

Tinder en Android Wear. ¿Es necesario?

Por otro lado,  se están desarrollando aplicaciones bastante poco prácticas, tales como calculadoras, calendarios o incluso la misma red social Tinder ya está disponible en Android Wear. La pregunta que surge al respecto es: ¿Para qué necesito una calculadora o una versión recortada de Tinder si puedo usar mi teléfono y tener una mejor experiencia?.

La revista TIME desarrolló un artículo bastante interesante al respecto, en donde entrega ejemplos claros de buenas y malas aplicaciones diseñadas para Android Wear.

En definitiva, son los desarrolladores quienes deben de responder a la pregunta mencionada anteriormente y dejar, de una buena vez, de considerar a Android Wear como una versión más pequeña de Android para teléfonos.

Merito y Mercado

No obstante, comprendo perfectamente la satisfacción que puede otorgar el hecho de hacer correr aplicaciones en dispositivos, en los cuales nunca se pensó que podrían hacerlo. El caso más cercano que recuerdo es cuando lograron instalar y hacer funcionar Android Jelly Bean en el G1, el primer teléfono con Android ofrecido en el mercado.

Tal como pueden apreciar en el video, es impresionante el hecho de que el dispositivo pueda correr una de las últimas versiones del sistema operativo Android. Sin embargo, la manera en como lo hace, lo convierte prácticamente en una mera curiosidad y no en un producto que pueda ser ofrecido al publico.

El futuro de Android Wear

En definitiva, Android Wear ofrece un potencial de simplicidad que lo hace realmente atractivo y como usuarios podemos tener información disponible en todo momento, lo cual nos ayuda a olvidarnos un poco del teléfono.
Sin embargo, lo anterior es realmente difícil que ocurra si los desarrolladores prefieren hacer las cosas de la manera más fácil posible, que es transformar una aplicación de Android para teléfonos a Android Wear.

Acer C720 (Chromebook) Review

Acer-C720-2848

Hace poco tuve la oportunidad de traer un Chromebook, específicamente el Acer C720, para poder probarlo como equipo de uso diario, dado que el portátil que tenía anteriormente pesaba alrededor de 2.2 kilos y ya se me hacía pesado cargarlo a todos lados (Macbook Pro Mid-2009 de 15′) .

Desde hace un tiempo estaba interesado en usar el sistema operativo de Google (Chrome OS) en algún computador. Lamentablemente, por temas legales, la única manera de poder usar este sistema con las últimas actualizaciones es a través de sus computadores oficiales.

Usando Chrome OS como sistema operativo

Muchas veces cuando estaba frente a un computador usaba el navegador Google Chrome en modo pantalla completa y me dí cuenta de que para tareas cotidianas no necesitaba más que eso. Si quería escribir un documento, editar una hoja de calculo o hacer una presentación, abría Google Drive y tenía acceso a las respectivas aplicaciones webs e incluso podía gestionar archivos PDF, los cuales son bastante populares en el área de pedagogía. Si necesitaba música, podía acceder a Google Music o a Spotify. Para los videos están los servicios webs como Youtube, Liveleak, Vimeo, etc.

En ese sentido, la idea de usar un sistema operativo que sólo se basara en tener el navegador abierto no parecía tan mala después de todo. Con lo anterior me decidí y le di el vamos al asunto.

Acer C720

Dentro de la gama de portátiles Chrombebooks hay bastantes para elegir y sobretodo de distintas marcas, tales como HP, Toshiba, Dell, Samsung, Acer, entre otras. Sin embargo, dos de ellos son los que se llevan la preferencia entre los usuarios, uno de ellos es el Acer C720 y el Dell de 11′, siendo este último el preferido, pero que desafortunadamente no está disponible en tiendas, por falta de stock. Al parecer Dell no pensó que tendría tanto éxito.

El equipo que he estado probando tiene las siguientes características:

  • Procesador: Intel Haswell Celeron 2955U de 1.4Ghz
  • RAM: Depende del modelo. 2GB o 4GB (DDR3).
  • Disco Duro: 16 GB SSD
  • Chip Gráfico: Intel HD Graphics (128MB)
  • 2 Puertos USB. Uno de ellos es 2.0 y el otro 3.0.
  • 1 Salida HDMI
  • Cámara Frontal de 720p.
  • 1 Ranura SD.
  • 1 Salida de Audio.
  • Batería de 3950 mAh (duración aprox. de 7 horas).

En cuanto al desempeño es muy similar a mi antiguo equipo, excepto por el procesador el cual es un poco más lento y la cámara que a pesar de decir 720p, no lo es del todo. Por otro lado, no cuenta con un lector/grabador de CD/DVD. Sin embargo, hoy en día, ya casi no estoy usando ese tipo de dispositivos.

Primeras impresiones

El Acer C720 a primera vista resulta bastante compacto y la vez elegante. El equipo en si está diseñado con un acabado metálico de color plateado oscuro. En la parte inferior tiene un pequeño trackpad que, si bien es útil, no está al nivel de funcionalidad de mi equipo anterior. No obstante, tiene soporte para multi-touch, con lo cual podemos realizar distintos gestos para varias acciones. Uno, en particular, que resulta novedoso es aquel te permite seleccionar una pestaña, moviendo de manera horizontal tres dedos. El teclado es cómodo y resulta bastante rápido acostumbrarse a él. Adicionalmente, tiene teclas con funciones dedicadas exclusivamente al sistema. Lamentablemente no cuenta con la opción de retroiluminación.

IMG_7853

En la parte superior se pueden apreciar las teclas de navegación propias del sistema.

Chrome OS

Tener este sistema operativo es básicamente tener el navegador Chrome en pantalla completa, en donde los programas son accesos directos a los servicios webs respectivos (Pixlr, Reddit, Gmail, Tweetdeck, etc).

Además, cualquier utilidad puede ser instalada como una extensión dentro del navegador (Adblock, Pushbullet, Hangout, etc). Bajo esta perspectiva, el sistema obtiene todo su potencial cuando el equipo está conectado a Internet.

Funcionamiento Offline

La principal crítica que tiene actualmente estos equipos es lo limitado que resulta su sistema cuando no hay Internet, que lamentablemente para el contexto nacional es bastante habitual. Sin embargo, de manera personal, cuando el equipo está offline lo utilizo principalmente para tomar apuntes, tanto en reuniones como en clases y es que hasta hace poco tiempo me dí cuenta de que me resulta más rápido tomar apuntes por medio de un teclado que escribiendo a mano. Afortunadamente, esa misma experiencia de uso se puede extender a hojas de calculo o presentaciones en Power Point.

Finalmente, el sistema es capaz de gestionar la sincronización de documentos una vez que vuelve a estar en linea, con el fin de que siempre tengas a tu disposición la última versión de tus documentos. En este sentido, en lo que llevo usando el equipo no me encontrado en ningún caso con información duplicada o perdida.

Remote Desktop

¿Qué ocurre si necesito usar Photoshop, Audacity, Autocad o algún programa en específico que no pueda ser usado en Chrome OS?.

Hace un par de meses, Google lanzó la aplicación Remote Desktop, la cual nos permite gestionar nuestros equipos conectados a Internet para controlarlos de manera remota. De esta manera, podemos acceder a las aplicaciones en el entorno respectivo (Windows, Linux o Mac).

La conexión a los equipos funciona de manera bastante fluida siempre y cuando estén en la misma red. De hecho, para editar un par de fotografías para el Facebook en donde trabajo, tuve que utilizar Remote Desktop para acceder a Photoshop en mi computador de escritorio.

Sin embargo, cuando necesito acceder a archivos en el computador en casa, desde una red distinta, la experiencia no resulta tan fluida, principalmente debido a las velocidades de conexión existentes donde trabajo.

Remote-Desktop

Remote Dekstop controlando Microsoft Word.

Upgrades y modificaciones

Gracias a la comunidad de desarrolladores, hoy en día es muy fácil instalar las distros más populares de Linux en cualquier Chromebook. La instalación de Linux Ubuntu es bastante sencilla y sólo toma un par de minutos dependiendo de la velocidad de conexión a Internet.

Lamentablemente, la memoria RAM no puede ser modificada debido a que está soldada a la placa. Sin embargo, el disco duro si puede ser reemplazado por uno de mayor tamaño y sin mayores inconvenientes.

Precio

En el extranjero, la relación de precio/equipo es bastante atractiva, ya que por poco dinero te llevas un equipo con orientado principalmente hacia funciones webs. Sin embargo, en el contexto nacional la oferta es insulto al sentido común. Por ejemplo, Falabella tiene el HP de 14′ a $250.000, sin embargo en el extranjero el mismo computador tiene un valor de $110.000.

Falabella-Chromebook

Por ese precio, sin duda podemos obtener un notebook con mayores prestaciones.

Entiendo perfectamente que esto es un negocio, que las empresas deben pagar impuestos, traslados, etc, pero con los valores actuales, los Chromebooks no son atractivos para la gente, porque con el mismo dinero puedes obtener un equipo que es capaz de realizar una mayor cantidad de funciones.

La idea detrás de los Chromebooks es principalmente su precio y el hardware que obtienes. Por desgracia en Chile, las empresas retails no entienden este concepto y los venden como un equipo más. De hecho, no me sorprendería ver en un par de meses un Chromebook, por sobre los 300 mil pesos, lo cual resulta extremadamente ridículo.

¿Por qué comprar un Chromebook?

  • Por lo simple que es el sistema. En varias ocasiones he leído que resulta un equipo bastante atractivo incluso para la gente mayor o aquellas personas que no se llevan bien con el uso de los computadores.

  • Por otro lado, sus actualizaciones son prácticamente imperceptibles y el tiempo de inicio, tal como lo mencionan, es de 7 segundos, lo cual es bastante cómodo

  • Si consumes la mayor parte del tiempo frente al navegador y utilizas principalmente servicios webs para trabajar.

  • No tienes riesgos de virus.

  • La mayoría de los equipos son extremadamente livianos, y eso implica que se pueden llevar cómodamente a casi cualquier lugar.

¿Por qué NO comprar por un Chromebook?

  • Si trabajas en un entorno que te obliga a manejar ciertos programas para plataformas específicas tales como Windows, Mac o Linux. Lo mismo aplica para los programadores, por lo que he leído, lamentablemente Chrome OS, de momento, no es muy amigable al respecto.

  • Si no tienes otro computador, entonces no vayas por un Chromebook. Para que este sistema funcione bien, necesita que al menos el usuario pueda acceder a un computador con un sistema operativo tradicional (Windows, Mac o Linux).

  • Si te acostumbraste a usar pantallas IPS entonces no compres un Chromebook. Lo anterior es una de las principales críticas al respecto que tienen los estos computadores. Para ofrecer precios atractivos, el hardware de fabricación debe ser barato. En consecuencia, las pantallas en ningún caso se acercan a la calidad de un monitor IPS.

Conclusiones

Me llamó la atención el concepto de Chrome OS cuando salió. Al igual que la mayoría pensé que sería inútil tener este tipo de equipos hace 2 o 3 años atrás. Sin embargo, hoy en día muchas personas manejan sus documentos en la nube y por lo mismo se requiere un acceso rápido y sin problemas a ellos, por medio de un sistema adecuado. En ese sentido Chrome OS encaja perfectamente.

Por otro lado, muchas personas tienden a compararlos con equipos de gama alta, tal como lo hice con mi antiguo equipo. No obstante, tenemos que considerar en todo momento el valor que estamos pagando, el cual es bastante bajo si lo comparamos con un Macbook Air, o un Ultrabook de otra marca.

Sin duda es lamentable que el modelo de negocios haga que estos equipos, al menos en Chile, sean tan caros. De todos modos, el equipo mencionado en este review (HP de 11′) es sólo el primero y esperemos que Acer, Samsung, Toshiba o Dell sean capaces de ofrecer precios competitivos y adecuados.

Finalmente, los quiero dejar con este video muy útil en donde se analizan la mayoría de los Chromebooks disponibles en el mercado hoy en día.