La verdadera historia de la @

Debido a la falta de espacio en mi disco duro y sin la posibilidad de poder grabar por falta de CDs, me he visto en la obligación de perder mi tiempo averiguando las cosas más curiosas que la mayoría de las veces tienen 0 utilidad. Como consecuencia, puedes revisar el siguiente artículo preparado por mi y con algo de ayuda para ustedes, el cual nos cuenta la verdadera historia del simbolo “@”.

La @ se utiliza hoy en día, sin considerar su uso en el correo electrónico, para referirnos a ambos generos, de manera que podemos escribir amigos y amigas de la siguiente manera “amig@s” fusionando las letras A y O en el simbolo @.

Sin embargo, su fusión original no viene de las vocales A y O sino que de la combinación entre la consonante D y la vocal A del latín clásico queriendo representar la antigua preposición “ad” la cual significa “a”, “hacia”, “en” y “hasta”.

Esta preposición era muy usada en Latinlandía es por ello que los escritores solian abreviar esta preposición.
En el dibujo de abajo pueden ver como se abreviaba dicha preposión y como dio pasó a la @ que hoy conocemos.

@

Sin embargo, los Romanos usaron este simbolo para indicar el valor de la mercancía, así por ejemplo si un kilo de manzanas costaba $500 podriamos encontrar el precio abreviado de esta manera: “1Kg @ $500”

Más tarde en Andalucía, según dicen las malas lenguas, el simbolo @ comenzó a asociarse a una medida de peso durante el dominio musulmán. En dicha zona la influencia eran tanto latina como arabe, de esta manera este signo pasó a llamarse “arroba”, que viene del árabe “ar-ruba” y que significa “cuarta parte”, pues correspondía a 11,5 kilos que era la cuarta parte de un quintal (más o menos 46 kilos).

Debido a eso, el uso de la “@” se masificó, sobretodo con los viajes trasatlánticos, de manera que este signo se hizo popular también entre los ingleses, quienes le llamaban “at”.

Con el tiempo su sentido original se fue perdiendo, no así su forma de escribir, de manera tal que cuando se crean las primeras máquinas de escribir, hacia el año 1884, sus teclados contenían el viejo signo “@”.

Muchos años más tarde en 1971, en Cambridge, Massachusetts, un programador de 30 años llamado Ray Tomlinson analizó el teclado de su Model-33 Teletype. Tomlinson necesitaba un signo único que separara el nombre de la persona del lugar en donde estaba, de tal manera que las computadoras al dirigir y recibir los mensajes no confundieran ambos datos.

Es así como Tomlinson fue la primera persona que usó el signo @ en el ciberespacio, enviando mensajes de prueba desde su computadora, una Digital PDP-10 (del tamaño de una habitación) a otra. Y ésta fue la primera dirección electrónica de la historia: tomlinson@bbn-tenexa.

¡Chan!, ¡¡Chan!! :D.
No olviden visitarme la próxima semana, a la misma hora y por la misma URL. Nuestro próximo invitado será Mr. Ampersand(&) quien nos contará su facinante historia y como se ha convertido en un dolor de cabeza para todos los programadores…

Realmente necesito ir a comprar esos CDs :S .

Anuncios

6 thoughts on “La verdadera historia de la @

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s